Dices Galicia y ya sueñas con saborear pescado, marisco, empanada, lacón con grelos, albariño, licor café y, por supuesto, pulpo. El pulpo es un clásico de la cocina gallega. La receta más conocida es el pulpo á feira pero no es la única y en tu próxima escapada a Vigo podrás comprobarlo:

PULPO Á FEIRA: el pulpo por excelencia: servido en plato de madera, aderezado con sal, aceite de oliva y pimentón. Su receta es sencilla, pero nadie consigue el sabor que tiene en una fiesta, feria o tapería de Galicia. Seguramente el secreto está en la cantidad que se cuece junta.

PULPO A LA BRASA: desde hace unos años los bares y restaurantes gallegos han incorporado en sus menús, con gran éxito de público, una nueva forma de prepararlo: a la plancha o a la brasa, cortado en finas lonchas una vez cocido.

CALDEIRADA DE PULPO: en las Rías Baixas el pulpo se come en caldeirada, una forma típica de preparar el pescado en toda Galicia. El pulpo cocido se acompaña con patatas y se aderezan con una “ajada”: una fritura hecha con aceite, ajo, cebolla y pimentón.

PULPO AL ESTILO CÍES: en las Islas Cíes, podrás probar el pulpo de una manera diferente “al estilo isleño”, una receta tradicional que las familias que habitaban en las islas han ido pasando de generación en generación. La preparación es similar a la caldeirada, pero en vez de ajo lleva pimiento rojo y verde.

EMPANADA DE PULPO: también el pulpo está presente en las ricas empanadas gallegas. La “zaragallada” es la fritural de cebolla y pimiento rojo y verde en que se rehoga el pulpo antes de ponerlo entre la masa para que se impregne de su sabor…

¿A qué esperas para degustar nuestro mar de sabores?